Un día en Navarro, provincia de Buenos Aires

Pasar un día en Navarro es ir en busca de la dosis perfecta de campo y hospitalidad. Tentados por el paladar y las buenas recomendaciones recibidas en las redes sociales, llegábamos a esta ciudad-pueblo ubicada a poco más de 100 kilómetros de Buenos Aires.

Rotonda de entrada a Navarro

Navarro tiene ganas de contar su historia

Desde la rotonda de entrada a la ciudad, donde se juntan la Ruta 40 y 41, y detrás de las letras de bienvenida se encuentra la primera escultura hecha en hierro que nos muestra cuál es la actividad económica que representa a Navarro. La denominaron «El Tambero» y fue realizada por el equipo de Cultura Vallese. 

Escultura El Tambero, en la entrada de Navarro con un zoom bastante forzado.

Era la primera de muchas. A veces la originalidad del arte que surge en las calles logran conectarnos con el cuento que se quiere contar. Y Navarro, además de su laguna, tiene varias historias en su manga.

Entrando a la ciudad por la ruta 40 se encuentra el puesto de la dirección de turismo, que también es la entrada al camping municipal y la laguna de Navarro. Siguiendo el mapa que nos dieron en la dirección de turismo fuimos descubriendo estas esculturas de hierro, que no están identificadas allí, sino que fueron apareciendo.

En el Parque del Bicentenario encontramos la escultura en hierro llamada «Plantando Bandera».

Escultura Plantando Bandera

Por un lado muestra a un soldado de infantería que llegaba a las Islas Malvinas con actitud de firmeza, y con la esperanza de recuperar las islas invadidas por los ingleses, llevando con orgullo la bandera argentina para plantarla donde pertenece. Por otro lado, este soldado está mirando al Sur, hacia las islas donde quedaron sus compañeros caídos en combate. En él quedan representados los 30 combatientes originarios de Navarro.

Parque del Bicentenario

En la esquina opuesta se encuentra el «Indio Pampa» que representa a los habitantes originarios de estas tierras, y que parado sobre su caballo en posición de vigía, recuerda los tiempos de los malones. Está atento a la llegada de las fuerzas militares del Virreinato del Río de la Plata que arrebataron sus tierras en el siglo XVIII.

Escultura al Indio Pampa

Muy cerca se encuentra la réplica del Fortín de San Lorenzo, donde nació Navarro. Tomó el nombre del primer militar y encomendero español: el capitán Miguel Navarro quien acompañó a Juan de Garay en sus campañas conquistadoras, y dos siglos más tarde se creó el fortín. Este era precario, pero oficializaba la zona de guardia fronteriza donde los indios arremetían en malones contra los españoles que les habían quitado sus tierras.

La batalla de Navarro abre un capítulo importante en la historia argentina y en la de este pueblo, que queda etiquetado como «el lugar donde fusilaron a Dorrego». En 1828 las fuerzas del unitario General Lavalle derrotan a las del coronel Manuel Dorrego, dos veces gobernador de la provincia de Buenos Aires, y lo fusilan por orden de Lavalle. Los restos descansaron en la iglesia de Navarro y luego fueron trasladados al cementerio de la Recoleta.

Si habrán sido tierras vibrantes estas las de Navarro, que fueron también conocidas gracias al gaucho Juan Moreira, que con un facón en la boca tiene su escultura de hierro sobre el boulevard (calle 119) y la calle 24, a la altura del fortín.

Escultura a Juan Moreira

Fue un gaucho tranquilo durante sus primeros 30 años, pero el casamiento con su mujer fue el inicio a todos sus problemas. En realidad fue el entorno el problema, porque el Alcalde también estaba enamorado de su mujer, y lo perseguía a Moreira acusándolo de hechos injustificables. Sumado a que le había prestado un dinero al almacenero del pueblo, y este no sólo que no se lo devolvía, sino que desconocía ese préstamo. ¡Para qué! Moreira sacó el facón y terminaron muertos el almacenero y sus custodios. A partir de ahí se hizo famoso y los políticos lo querían de guardaespaldas. Tal vez un poco a la fuerza y otro poco enviciado, se transformó en un asesino serial. La última pelea de la que no salió airoso fue en Lobos, aunque ya era una leyenda en la cultura popular.

Escultura al Gaucho Fierro, a una cuadra de la escultura de Moreira.

La música tiene su representante navarrense en Juan José «Juancho» Parodi, bandoneonista y animador de bailes y eventos del pueblo. La escultura se encuentra frente a la estación de tren.

Escultura a Juan José Parodi

Tentados por el paladar

Don Julio es el restaurante que elegimos para esta primera visita a Navarro.

Entrada al Restaurante Don Julio

En la galería del Restaurante Don Julio

El ambiente es muy agradable, y los platos abundantes y exquisitos.

Ojo de Bife con provoleta, panceta, morrón asado y papas fritas

Zapallo en almíbar con nueces y queso sardo

Los precios son adecuados, lo que favorece a que la gente de otras ciudades pueda acercarse a visitarlos, y además conocer Navarro. Ofrecen a los comensales un cupón para ingresar a la laguna en forma gratuita.

Atardecer en la laguna de Navarro

A la hora de la siesta sólo queda despierta la laguna de Navarro.

 

Se encuentra dentro del camping municipal, y la entrada es de $120 por adulto (junio 2019). Hay sectores de parrillas, pero éstas también se alquilan. Además cuenta con proveeduría, algunos puestos con productos regionales, y baños. Se puede pescar y alquilar botes para dar una vuelta en esta enorme laguna.

Una excelente opción es almorzar en algún restaurante que ofrezcan el cupón para no pagar la entrada, y pasar la tarde a orillas de la laguna para ver especialmente el atardecer.

Atardecer en la laguna de Navarro

Para volver a Navarro las excusas sobran

A Navarro las excusas le sobran para ser visitada, porque además de contar con varios restaurantes bien calificados en las redes sociales, y su hermosa laguna, tienen fiestas populares como la «Fiesta del Bueñuelo» (mes de Septiembre), la «Fiesta Lechonada» (mes de Marzo) dado que son grandes productores porcinos, y la «Fiesta del Mate y la Torta Negra» (mes de Noviembre).

2 pensamientos sobre “Un día en Navarro, provincia de Buenos Aires

  1. GonTraveler

    Hermosa la nota! Transmite la tranquilidad del lugar y lo rico que se come!
    Muy completa y se suma a la lista decescapadas para hacer. Gracias!

    1. Lorena Martinez Autor del artículo

      Gracias Gonzalo! Totalmente! Navarro es una excelente opción para hacer una escapada en cualquier época del año.

Deja un comentario