Trenino rosso Bernina Express, el viaje por sobre el destino

El Bernina Express, es ese tren color rojo furia que, como si fuera una vidriera, nos muestra un camino de paisajes de postales entre los Alpes Suizos. Es un paseo donde lo que importa es el viaje por sobre el destino, y nos demuestra cómo las obras de ingeniería nos permiten experimentar las maravillas del paisaje alpino.

¿Qué significa viajar en el Bernina Express?

No es sólo un viaje en tren, sino un paseo que conecta los viñedos en Tirano con los glaciares en los Alpes. Significa entrometerse en la naturaleza, pero dejándola intacta.

Es un viaje que me mantuvo con la nariz pegada al vidrio, como si viese pasar un álbum lleno de postales, y que fluía con una leve lentitud ante mis ojos.

Este paseo desde Tirano en Italia a St. Mortiz en Suiza atraviesa lagos helados, picos nevados, cascadas, colchones de nieve a los costados del camino, túneles, puentes y pueblos de cuento. En cuanto decidís tomarte cinco minutos para descansar los brazos de tanto sostener la cámara de fotos o el celular, el tren dio un viraje que te hizo perder la mejor toma del paseo.

El trayecto que realiza el Bernina Express fue construido alrededor del 1900, siendo una obra de ingeniería difícil de resolver dadas las condiciones de la geografía. Según dicen los escritos, el recorrido tiene 61 kilómetros, 13 túneles y galerías, 52 puentes y viaductos. Así, además de haber creado un proyecto turístico, con el tren unieron poblaciones instaladas en medio de los Alpes que pudieron desarrollar el comercio y frenar la emigración por aislamiento.

A través del Bernina Express la ingeniería civil se sintonizó con el paisaje. Por ejemplo, el viaducto en espiral de Brusio permite que el tren ascienda de 7 a 17 metros sobre el suelo, una inclinación calculada para que el tren no derrape al subir ni al bajar. Da impresión pensar que en Tirano comenzamos el viaje a una altura de 429 metros sobre el nivel del mar, y el tren logra trepar hasta su punto más alto, 2253 metros, en la estación Ospizio Bernina. Una maravilla premiada por la UNESCO en el año 2008, cuando la incluyó en el listado de Patrimonio de la Humanidad.

¿Cuál es la diferencia entre el tren panorámico y regional?

Existen dos trenes, uno regional y otro panorámico. Ambos son rojos y hacen el trayecto Tirano – St. Mortiz, pero el verdadero Bernina Express es el panorámico.

El tren panorámico Bernina Express:

  • Se distingue por sus ventanales amplios hasta el techo, lo que permite apreciar mejor el paisaje en altura.
  • Es casi silencioso para un trayecto que dura 2 horas 30 minutos.
  • Realiza sólo 2 paradas: una en Alp Grüm y la otra en su destino final que es St. Moritz.
  • Es necesario comprar el ticket en forma anticipada, porque así se reserva el asiento para la fecha determinada.
  • Es un paseo de día completo ya que partimos a las 10:00 horas desde Tirano y regresamos a la ciudad a las 17:30 horas.

Bernina Express, tren panorámico. En la parada de Alp Grüm, que nos recibió con una nevisca.

El tren regional:

  • Sus ventanas se pueden bajar, aunque en invierno hay que ser valiente para eso. Esto permite fotografiar el paisaje sin el reflejo del vidrio, cosa que en el panorámico es casi imposible.
  • Se puede descender en las distintas estaciones y tomar el siguiente tren, por este motivo no es necesario comprar el ticket en forma anticipada.

Una vuelta por St. Mortiz

Con escaso tiempo (2 horas 30 minutos), aunque suficiente, salimos de la estación para recorrer St. Moritz y caminamos por la ciudad que se desarrolla escalando la montaña. Por suerte a 350 metros de la estación hay una escalera mecánica que nos ahorró el ejercicio de subir hasta lo que sería la planta baja de la ciudad, la Via Serlas. La ciudad es muy pintoresca y elegante.

St. Mortiz tiene su «boom» en invierno como centro de ski, y arrastra su fama de cuando fue sede de dos ediciones de los Juegos Olímpicos de invierno. Este lugar tiene pinta de combinar muy bien la hotelería, la gastronomía gourmet, y el ski como principal deporte de invierno.

St. Moritz

St. Moritz tiene también su Torre inclinada.
«Atractivo» sugerido por el centro de informes turístico… bua…

No obstante para quienes vamos a St. Moritz fuera de esas fechas invernales, y llegamos sólo porque ser la estación de destino del Bernina Express, un lindo paseo para hacer es caminar bordeando el lago.

Un pensamiento sobre “Trenino rosso Bernina Express, el viaje por sobre el destino

  1. Pingback: Itinerario de viaje de 30 días por la bella Italia - Mis Lugares

Deja un comentario