Edimburgo – Free Tour por la Ciudad Vieja con Sandemans

Última parte de este hermoso viaje por Europa y sin dudarlo, para recorrer la Ciudad Vieja (Old Town) de Edimburgo, nos anotamos con anticipación en el Free Tour de Sandemans en el horario de la tarde, que nos calzaba perfecto ya que habíamos llegado al mediodía a la ciudad. Es un recorrido por la parte más atractiva de Edimburgo, tanto por su arquitectura como por su historia. Edimburgo es una ciudad que inspiró a J.K.Rowling para su éxito con Harry Potter, fue cuna de un importante movimiento intelectual llamada Ilustración Escocesa, en la que participaron grandes cerebros, y tiene una filosofía de la religión muy particular.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Borja fue nuestro guía, un valenciano que llevaba algo de 7 años viviendo en Edimburgo y un apasionado de la cultura en general y especialmente de Escocia, lugar que eligió para vivir. Con él hicimos el Free Tour y al día siguiente, el Tour por la Ciudad Nueva (New Town). Con Borja se pasaron las horas volando, cada paseo duró más de lo previsto porque tenía mil historias para contar sobre la ciudad y experiencias de vida, fue un placer escucharlo.

Concentrándonos en el recorrido de la Ciudad Vieja, y como en todo tour de Sandemans, comenzamos escuchando un breve resumen de la historia de Escocia. El punto de encuentro fue en el Starbucks ubicado al lado de la Catedral de St. Giles, a la que entramos al día siguiente por nuestra cuenta. Ahí mismo está el famoso Mercat Cross y el Corazón de Piedra, todo sobre la calle principal llamada Royal Mile.

Edimburgo - Ciudad Vieja

El Mercat Cross es un punto de referencia construido en varias ciudades de Escocia (126 ejemplos de este tipo para ser exacta). Antiguamente era el lugar donde se llevaban a cabo transacciones comerciales, se leían anuncios cívicos, y donde se realizaban los castigos públicos. El primero fue construido en el año 1365 en madera, y a unos metros del actual que reemplazó al anterior en el año 1885.

De las historias mencionadas en el tour, recuerdo la del ladrón: si pescaban a alguien robando, el policía le clavaba la oreja en la puerta de madera. El ladrón tenía dos opciones, una quedarse así durante 24 horas para que la gente pudiera escupirlo, insultarlo o patearlo, y luego de ser liberado le quedaría sólo una marca que demostraría el cumplimiento de su castigo. También podía escapar pero necesitaría desgarrarse la oreja para eso, lo que demostraría que no había cumplido con su castigo. Es por eso que al momento de buscar trabajo, se les pedía que mostraran las orejas para saber si eran personas de confianza o ladrones.

Otra historia sobre los anuncios oficiales: todo lo anunciado en Inglaterra llegaba a Escocia tres días más tarde, teniendo en cuenta que “la noticia llegaba a caballo”. Los escoceses, que tienen un humor especial, se tomaron esto en serio y realizaron la parodia del anuncio tardío cuando “dieron a conocer” la Coronación de la Reina Isabel II.

Por suerte ya dejaron de clavar orejas en el Mercat Cross pero por las dudas hay que portarse bien en Edimburgo porque también si te pescan escupiendo en la calle o tirando la colilla del cigarrillo, se pagan multas muy costosas.

En la punta de la columna del Mercat Cross hay un unicornio, que es uno de los símbolos de Escocia. Tal vez lo hayan elegido porque el unicornio representa la libertad, las ilusiones y la fuerza.

Ahí mismo se encuentra la estatua de Adam Smith, considerado el “padre de la economía” tras escribir su libro “La riqueza de las naciones”, trabajo que duró 10 años.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Para los que sientan mucha necesidad de escupir hay un lugar apropiado y es el Corazón de Midlothian, ubicado a metros del Mercat Cross, pasando la Iglesia de St. Giles en dirección al Castillo de Edimburgo.

Edimburgo - Corazon

Caminando en la misma dirección y llegando a la próxima esquina se encuentra la estatua a David Hume, un pensador escocés del siglo XVIII. Lo curioso de la estatua es el brillo que tiene su dedo gordo, dicen que es el “dedo de la suerte”. Desde que instalaron la estatua los estudiantes de filosofía (y casi todos los estudiantes también), le tocan a Hume el dedo gordo del pie para que les traiga suerte.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Desde ahí fuimos a uno de los atractivos más “encantadores” de la ciudad, el Cementerio Greyfriars. Es el lugar que inspiró los nombres de los personajes de Harry Potter, el parque de la ciudad y el sitio donde se detectan actividades paranormales, algunas escalofriantes.

En el Cementerio Greyfriars – Escocia, se detecta actividad paranormal 😂

A photo posted by Mis Lugares Blog (@mislugaresblog) on

Comenzando con la tumba de Voldemort o “el que no debe ser nombrado” según la famosa zaga de Harry Potter. J.K. Rowling tomó el nombre de la lápida que recordaba a un padre y a su hijo llamados Thomas Riddell. En el libro el nombre es Tom Marvolo Riddle, que escrito con algunas diferencias, es el nombre del padre y el abuelo de Voldemort.

Desde el cementerio se ve la escuela George Heriot’s School, originalmente dedicada a niños huérfanos que recibían educación gratuita, inspiración perfecta para crear Hogwarts. Hoy en día esta escuela es privada y una de las más prestigiosas del Reino Unido.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Como en Hogwarts (o mejor dicho al revés), aquí los alumnos están divididos en cuatro casas: Lauriston (es la calle donde se encuentra el colegio), Greyfriars (en honor al nombre del cementerio), Raeburn (fue un pintor que siendo huérfano estudió en el colegio), Castle (en referencia al castillo), y que también realizan competencias entre divisiones.

Seguimos con la historia del perrito Bobby, que es la leyenda más tierna de la ciudad. Si bien hay una tumba dentro del cementerio, Bobby no se encuentra allí enterrado porque las autoridades de ese momento consideraban el cementerio un campo sagrado. Bobby, de la raza Skye Terrier, era el mejor compañero de su amo, un vigilante nocturno. Cuando éste murió después de una larga enfermedad, Bobby se quedó junto a su tumba durante 14 años hasta que le llegó su propia muerte. La estatua dedicada a este perrito se encuentra frente al cementerio sobre la calle George IV Bridge, un homenaje a la fidelidad.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Borja nos contaba que la gente suele usar los cementerios como parques para hacer picnics, tomar unas cervezas, ir de previa para luego salir a algún lugar, o como lugar de lectura. Es una manera de “ver la otra vida” de una manera más natural, contrariamente a lo que estamos acostumbrados. Ahora, ¿cuántos se animan a hacer un picnic cerca de la tumba de Mackenzie?. Yo no. 

Edimburgo - Ciudad Vieja

En Internet hay videos sobre este personaje y que pueden hacer aún más macabra la visita al cementerio. George Mackenzie fue un abogado del siglo XVII quien persiguió, torturó y mató a los covenanters, pertenecientes a una religión que no era la católica. De ahí que se gana el apodo de Bloody Mackenzie (el Sangriento Mackenzie). Los enterró en el Cementerio de Greyfriars, en el mismo lugar donde fuera él enterrado años más tarde.

Edimburgo - Ciudad Vieja

La historia no termina acá, sino que comienza cuando en los años ’90 un vagabundo en busca de refugio se mete en el mausoleo de Mackenzie. La construcción estaba muy deteriorada y al bajar las escaleras se hunde en un pozo del que le resultó difícil escapar. El vagabundo al contar la historia ante las autoridades, mostró la cantidad de rasguños y cortes que le aparecieron luego del suceso, sin poder explicar exactamente cómo se las hizo. Desde entonces se registran actividades paranormales en este sitio. Nos contaba el guía que un integrante de otro grupo, metió la mano para sacar una foto del mausoleo por dentro y a la noche les envió una foto que mostraba su brazo rasguñado. Creer o reventar, pero yo no estaría tan ansiosa por curiosear como se muestran las chicas de la foto…

Edimburgo - Ciudad Vieja

En el cementerio se ven varios obeliscos, no muy altos, con los que quisieron simbolizar la luz de un faro como guía, para que las almas pudieran regresar a sus casas. Así mismo las tumbas no tienen techo, y siguiendo con ese pensamiento, las almas pueden entrar y salir fácilmente. Hubo un momento histórico en el que las tumbas fueron profanadas y desde allí que pusieron rejas en los mausoleos.

Salimos del cementerio para cambiar el ángulo del paseo, y caminamos por una de las calles más pintorescas de Edimburgo. La única que se destaca por tanto color, es la calle Victoria St., con locales que venden indumentaria, antigüedades, y muy buenos bares para tomar un whisky, según Borja.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Los picos de The Hub se ven desde varios puntos de la ciudad, en este paseo al salir del cementerio y caminando por la calle Victoria St., los comenzamos a seguir. The Hub es una iglesia convertida en un centro de convenciones, y que visitamos al día siguiente por cuenta propia, por lo que que escribiré sobre ella en el siguiente post.

Edimburgo - Ciudad Vieja

Terminamos el recorrido el Close de los Escritores. Los closes son callejones conectan la calle principal Royal Mile con el norte o con el sur de la ciudad, y conducen a un patio interior con pinta de ciudad dentro de la ciudad.

Edimburgo - Ciudad Vieja

De los 300 closes que hubo en la ciudad quedan unos 60. Al día siguiente caminamos la Royal Mile en toda su extensión, es decir, desde el Castillo de Edimburgo al Palacio de Holyroodhouse, para ir descubriendo en el camino algunos de los closes más lindos.

Por la tarde habíamos reservado la entrada para visitar el Mary’s King Close que es privado, y a través de un recorrido guiado en español, nos fueron contando la historia de cómo vivían las familias, las costumbres de la época y la llegada de la peste.

2 pensamientos sobre “Edimburgo – Free Tour por la Ciudad Vieja con Sandemans

  1. Pingback: Edimburgo - Un poco de historia - Mis Lugares

  2. Pingback: Castillo de Edimburgo - Mis Lugares

Deja un comentario