Madrid – Puerta del Sol

Madrid tuvo varias murallas defensivas y sus puertas respectivas de acceso. Puerta del Sol fue originalmente la entrada Este de la muralla del siglo XVI que por su posición geográfica era la que primero recibía los rayos del sol del amanecer.

Además es un buen lugar para comenzar cualquier recorrido, no sólo porque es el centro geográfico de la ciudad de Madrid sino porque también es el centro de España. Esto lo sabemos porque sobre la vereda de la Casa de Correos hay una placa que indica el kilómetro 0 de todas las rutas radiales.

Kilometro 0

Después de las 18:00hs Puerta del Sol se empieza a llenar de turistas y locales, grupos de amigos, artistas callejeros.

Puerta del Sol

Puerta del Sol

Entre las curiosidades de la plaza, se destaca el Cartel luminoso del Tío Pepe. La empresa española González Byass, con sede en Jerez de la Frontera y dedicada a la producción de vinos y otras bebidas alcohólicas, cuenta con una marca muy conocida que es Tío Pepe. Su logotipo es una botella de vino fino con sombrero, chaqueta de color rojo y guitarra. Resulta que un día desmantelaron el cartel, y para los madrileños no era sólo un elemento publicitario sino todo un símbolo, era arte. Así fue que tras varias demandas realizadas por los vecinos el cartel volvió a la plaza, aunque no al edificio original. Fueron muchos los edificios que ahora querían contar con el foco luminoso, pero ganó el Corte Inglés que es donde podemos verlo actualmente.

Cartel del Tío Pepe

Entre otros puntos de interés se encuentra la Estatua del Oso y el Madroño, junto al Apple Store. Esta es una figura protagonista del escudo heráldico de Madrid y su origen se remonta al siglo XIII. Anteriormente el símbolo era solo la del oso con sus cuatro patas apoyadas en el suelo, ya que era un animal muy abundante en la zona. Pero durante el reinado de Alfonso, a partir de un conflicto territorial con la Iglesia, este símbolo cambió. El resultado de esta disputa quedó en que la Villa se quedaría con los montes y la Iglesia los pastos, y para dejar constancia del acuerdo el oso se asoció a la imagen de un árbol. No se sabe por qué se eligió el madroño siendo un árbol poco común, pero se presume que por el parecido de la palabra con el nombre de la ciudad.  Es una obra realizada en bronce sobre un pedestal de piedra que mide en total cuatro metros de altura y fue inaugurada en 1967 para exhibirse en esta Plaza.

El Oso y el Madroño

En la escultura ecuestre de Carlos III, se representa al Rey Ilustrado que vino desde Nápoles a cambiar por completo la ciudad ya que hasta ese momento era muy sucia, con falta de iluminación pública, calles sin empedrar y escasa monumentalidad. De todo esto se encargó el rey, que por ello se lo apodó “El mejor Alcalde de Madrid”. 

Escultura de Carlos III

La Casa de Correos y su Reloj. La Casa de Correos embebe un reloj de 1866 que reúne miles de personas a las 12hs de la noche para comer las 12 uvas al ritmo de las 12 campanadas que celebran el año nuevo, tradición que se mantiene desde 1962. Este edificio es hoy la Comunidad de Madrid.

Frente a la Plaza se encuentra otro símbolo de la ciudad, la Pastelería La Mallorquina, que tiene una variedad irresistible de dulces. Entre los más conocidos y los cuales probamos están las napolitanas de crema y chocolate, exquisitas!

La Mallorquina

3 pensamientos sobre “Madrid – Puerta del Sol

  1. Pingback: Madrid - Itinerario - Mis Lugares

  2. Lorena Martinez Autor del artículo

    Verónica! Gracias por tu comentario! Leer posts de viajes que hemos visitado es una manera de recordar esos momentos vividos, y que a veces nos vamos olvidando!!

Deja un comentario