Paseo de la Recoleta

Polifacético por donde se lo quiera mirar, el barrio de la Recoleta conjuga lujosos departamentos y mansiones, elegantes restaurantes y cafés con exquisita pastelería francesa, boutiques de exclusivos diseñadores, arquitectura francesa, centros culturales y también un gran predio verde con parques y monumentos donde tomar sol y pasar la tarde, todo en un mismo lugar.

¿Por qué se llama Recoleta? Su nombre tiene origen en el Convento de los Padres Recoletos, miembros de la Orden Franciscana que se establecieron en la zona a comienzos del siglo XVIII. Fundaron un Convento, la Iglesia Nuestra Señora del Pilar y el Cementerio.  Recién a fines del siglo XIX se convirtió en uno de los barrios más elegantes y caros de la Ciudad cuando se instalaron allí las familias provenientes del sur de la Ciudad, que escapaban de la epidemia de fiebre amarilla. Por ese motivo hoy observamos palacios de estilo francés y embajadas, hoteles de lujo, restaurantes y bares muy “paquetes”.

11:00hs – Comenzamos el recorrido en el Cementerio de la Recoleta para realizar la visita guiada en horario puntual. Aquí descansan deportistas, valientes, presidentes, poetas, niñas de sueños truncados.

BA - Cementerio de la Recoleta

Es uno de los cementerios más importantes del mundo junto con el de Staglieno en Génova y el Père Lachaise en París y el que tiene mayor cantidad de esculturas al aire libre además de 2.400 vitrales.  Si bien la visita guiada se estima con duración de 1 hora, tuvimos la suerte de ser guiados durante 2 horas por Silvina, una apasionada de la historia del lugar y guía del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, capacitada por estudiosos de este cementerio. No puedo dejar de decir que es un placer cuando nos encontramos con gente enamorada de su actividad.

13:00hs – Contiguo al Cementerio se encuentra la Iglesia Nuestra Señora del Pilar. Es el segundo templo más antiguo de la ciudad y declarada Monumento Histórico Nacional desde el año 1942.

BA - Recoleta

Fue construida por el arquitecto jesuita Andrés Blanchi, conformada en el lado derecho por una espadaña (estructura mural que se prolonga verticalmente sobresaliendo del resto de la construcción) que culmina con un reloj esférico traído de Londres. En el lado izquierdo presenta una torre que finaliza con un cupulín con forma de campana y recubierto de azulejos provenientes de Francia. La fachada es uno de los mejores ejemplos de arquitectura colonial argentina que se conservan. El interior tiene una única nave, con altares laterales barrocos y dorado a la hoja. En la capilla lateral izquierda, cerca de la entrada, se encuentra la imagen de San Pedro de Alcántara, fundador de la orden de los recoletos. Miren atentamente su imagen, Santa Teresa de Ávila dijo: “… es tan extrema su flaqueza, que no parecía sino hecho de raíces de árboles”. Desde los Claustros se tenía acceso al púlpito de la iglesia y una escalera que conducía al campanario. En la actualidad es un museo en el que pueden verse manuscritos, esculturas, pinturas y una vista plena al cementerio. Fue inaugurada el 12 de octubre de 1732 bajo la advocación de Nuestra Señora del Pilar en recuerdo y homenaje a la ciudad de Zaragoza en España, ciudad natal de Juan de Narbona quien construyó la obra. Este fue otro de los bienes expropiados pertenecientes a los frailes recoletos durante el gobierno de Martín Rodríguez. Fue declarada Monumento Histórico Nacional el 21 de mayo de 1942.  Hay más: Los días domingo a las 15:00hs hay una visita guiada a los claustros por lo que si te resultara de interés podés continuar con el paseo y volver en este horario fijo.

Es tiempo de almorzar y renovar las energías en alguno de los bares y restaurantes que se encuentran alrededor.

15:00hs – Tiempo de relax para pasear entre las plazas y monumentos de este barrio, comenzando por el gran gomero (ficus elástica). Se encuentra en la plaza frente a la Iglesia, pagado al restaurante La Biela.  Plantado en el año 1826, está próximo a cumplir 190 años. Su tronco tiene un perímetro de más de siete metros de diámetro y algunas de sus ramas alcanzan los veintiocho metros de largo y se encuentran sostenidas por pilotes. El follaje ocupa un cuarto de manzana y el resto de los gomeros que se ven en otras plazas alrededor son retoños de éste, que fueron plantados en la década de 1880.

BA - Recoleta

Continuando camino hacia la Plaza San Martín de Tours rodeada por las calles Eduardo Schiaffino, Posadas y la Av. Alvear y se encuentra frente al Palais de Glace. En la parte baja se ubica un ombú centenario y otras plantas que datan desde que los monjes recoletos hicieran aquí sus plantaciones. En la parte elevada se halla el Monumento a Emilio Mitre ingeniero y periodista y a San Martín de Tours. Esta plaza recibe el nombre en el año 1962 en homenaje San Martín de Tours, patrono de la Ciudad de Buenos Aires. Una breve historia de este personaje: hace muchos siglos atrás nace en Hungría Martín, en una familia de campesinos muy humilde. Con el objetivo de paliar las dificultades económicas, el padre resuelve que uno de sus hijos debía ingresar en el ejército del Imperio Romano para que con la paga ayude a la familia. Fue el joven Martín que con 15 años ingresa al ejército sin contradecir las órdenes de su padre, pese a que quería ser sacerdote. En cierta oportunidad en que estaba cabalgando se acerca a un pordiosero que pedía ayuda, éste se encontraba tiritando de frío y totalmente desnudo, entonces Martín corta su capa a la mitad con su espada y cubre al indigente para que pudiese soportar el frío. Por la noche mientras dormía se le aparece Jesucristo cubierto con la mitad de la capa para agradecerle su actitud.  Fue en ese momento en que decide renunciar al ejército para continuar con su verdadera vocación de sacerdote. Fue nombrado obispo de la Ciudad de Tours en Francia. Su festividad se conmemora el 11 de noviembre.

A principios del siglo XX se encontraba en este plaza el Recreo de Belvedere, café y restaurante, donde se habría bailado el tango por primera vez en forma pública, hasta que la Municipalidad adquirió el predio y dispuso su parquización.

Cruzando la calle Posadas encontraremos la Plazoleta Julio de Caro donde se encuentra el Monumento Ecuestre a Carlos María de Alvear, militar y político argentino, segundo Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata durante el año 1815, padre de Torcuato de Alvear (primer Intendente de la Ciudad de Buenos Aires) y abuelo de Marcelo Torcuato de Alvear  (Presidente de la República Argentina entre 1922-1928). La escultura fue diseñada por el francés Antoine Bourdelle (discípulo de Rodin) quien demoró casi 10 años en construirla y finalmente la envió desde Francia en 1925. Mide 5 metros de altura y se asienta sobre una base de granito pulido creado por el arquitecto Alejandro Bustillo. A los costados del pedestal se ubican las estatuas que simbolizan la Libertad, la Victoria, la Fuerza y la Elocuencia. Contiguo al monumento se ubica el centro de exposiciones Palais de Glace.

BA - Recoleta

Cruzando hacia donde se encuentra la feria artesanal caminaremos por la Plaza Torcuato de Alvear, delimitada por las avenidas Pueyrredón, Del Libertador, Alvear, Quintana y la calle Junín; es erróneamente llamada Plaza Francia ya que la verdadera Plaza Francia se encuentra al costado de esta, del otro lado de la Av. Pueyrredón. ¿Por qué esta confusión? Porque a fines de 1970 la feria artesanal se encontraba en Plaza Francia y luego fue mudada a la Plaza Intendente Alvear, pero por costumbre se siguió llamando a la feria artesanal Feria de la Plaza Francia”. Esta feria se encuentra abierta los fines de semana y feriados de 11:00 a 20:00hs. En la Plaza se encuentra el Monumento a Torcuato María de Alvear quien fuera el primer Intendente de la Ciudad de Buenos Aires entre 1880 y 1887.  La columna es de estilo dórico y hecha en mármol de carrara, finaliza con una estatua alada que representa “la gloria”. En la parte inferior de la columna se encuentra el busto del Intendente coronado por una palma de flores y cada una de las caras de la base cuadrada presentan bajorrelieves que homenajean las tres obras más destacadas de su gobierno: “La apertura de la Av. De Mayo”, “La pavimentación de la Ciudad” y el “Arreglo de la Recoleta” y la última cara presenta la inscripción con el nombre y la fecha de vida del político. Varios de los bronces originales de la figura han sido robados.

Cruzando la Av. Pueyrredón se encuentra la Plaza Francia, actualmente dominada por el Monumento de Francia a la Argentina, obra del francés Emile Peynot inaugurado en 1910, fue un obsequio de la colectividad francesa al país con motivo del Centenario de la Revolución de Mayo. Es una escultura de mármol y granito y las dos figuras femeninas que coronan la columna simbolizan a la Argentina y a Francia guiadas por un ángel que personifica la Gloria. Las tres figuras en mármol de carrara que se encuentran su parte media representan la Ciencia, la Industria, la Agricultura y las Artes, como pilares del progreso.  Los cuatro bajorrelieves en bronce evocan hechos centrales para ambos países, en el caso de  Argentina “La Primera Junta de Gobierno”, “El Cruce de los Andes” y para el caso de Francia “La Toma de la Bastilla” y la “Declaración de la Independencia”.

BA - Recoleta

Cruzamos la calle Dr. Luis Agote para ingresar en la Plaza Mitre donde se encuentra el Monumento a Bartolomé Mitre, político, militar, historiador, hombre de letras, estadista y periodista argentino, gobernador de la Provincia de Buenos Aires y Presidente de la Nación Argentina entre 1862 y 1868.

BA - Recoleta

Del otro lado de la calle Agüero, se encuentra la Plaza del Lector con el Monumento a Evita, ubicado donde antiguamente se encontraba la Residencia Presidencial que ocupó Eva Duarte de Perón y Juan D. Perón. El monumento que allí se encuentra, tiene una estructura de casi 20 metros de alto realizada por el artista Ricardo Gianetti con granito para el pedestal y de bronce la escultura donde se ve a Eva Perón en actitud de avance. Sobre la base se lee: “Supo dignificar a la mujer, dar protección a la infancia y amparar la ancianidad, renunciando a los honores”. “Quiso para siempre ser simplemente Evita, eterna en el alma de nuestro pueblo, por mejorar la condición humana de humildes y trabajadores, luchando por la justicia social”. Fue inaugurado durante la presidencia de Carlos Menem el 3 de diciembre de 1999.

BA - Recoleta

Curiosidades sobre esta obra: La escultura que se observa hoy es la segunda obra ya que la primera obra fue destruida en septiembre de 1955 por la sublevación militar que derrocó a Perón. Otra cuestión que fue tema de discusión en el Congreso, fue que Evita en el año 1951 ideó un monumento que conmemorara el Día de la Lealtad con la imagen de un trabajador y una tumba que guardara los restos de un descamisado. Además quería que fuese el monumento más alto, más pesado y más costoso del mundo, que se pudiera ver desde lejos. Se calculaba que la obra en tamaño triplicaría el Cristo Redentor de Río de Janeiro y su costo sería elevadísimo, con lo cual, tras su muerte el proyecto quedó como una fantasía.

Desde aquí tendremos plena vista de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (Agüero 2502): Las visitas guiadas son de lunes a viernes a las 16:00hs puntuales con el grupo que se reúna allí espontáneamente. Un poco de historia: La Biblioteca Pública de Buenos Aires fue creada por un decreto de la Primera Junta en el año 1810 cuya primera sede fue el Cabildo. En 1812 abre sus puertas el edificio ubicado en las esquinas Moreno y Perú perteneciente a la Manzana de las Luces. A partir del año 1884 se la conoce oficialmente como Biblioteca Nacional y al año siguiente se construye una nueva sede en la calle México Nro. 564 hoy Centro Nacional de la Música. Fue durante la gestión del prestigioso escritor Jorge Luis Borges, quien desempeñó el cargo de Director desde 1955 a 1973 que se promovió la construcción de la actual sede, necesaria para el amplio patrimonio con el que contaban. La piedra fundamental fue colocada el 13 de octubre de 1971 y por diferentes sucesos que interrumpieron la obra fue recién inaugurada el 10 de abril de 1992 (casi 21 años!). El terreno sobre el cual se encuentra la Biblioteca era la antigua residencia presidencial, una casona que perteneció a la familia Álzaga Unzué, seguidores de Juan D. Perón y que fue bombardeada en junio de 1955, en el mismo momento en que tiraban las bombas en Plaza de Mayo donde murieron cerca de 400 personas, durante la Revolución Libertadora que derrocó a Perón en septiembre de ese mismo año.

BA - Recoleta

El edificio es de diseño brutalista, un estilo surgido en los años ’50 que se caracterizaba por privilegiar las estructuras de hormigón armado dejadas a la vista y tratadas de manera escultórica. Esta obra de Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga tuvo como objetivo construir el mayor volumen enterrado por ello cuenta con 3 niveles subterráneos, una mínima construcción en planta baja como dejando continuar el parque por debajo de la Biblioteca y una edificación sobreelevada de las salas de acceso público y de los sectores administrativos. En ella funcionan la Escuela Nacional de Bibliotecarios y el Museo del Libro y de la Lengua.  Posee 21 libros incunables (libros que surgieron desde la creación de la imprenta hasta principios del siglo XVI) siendo los más valiosos de la Biblioteca, entre los que se destacan las Quaestiones de potentia Dei de Santo Tomás de Aquino de 1476 y un ejemplar de La Divina Comedia de Dante Alighieri de 1484.

Cruzá la Biblioteca por debajo hasta salir a la Av. Las Heras, doblá a tu izquierda y dos cuadras más adelante observarás el edificio de la Facultad de Ingeniería (Av. Las Heras 2241) conocida como “La Catedral de la Avenida Gral. Las Heras” debido a que es la facultad más bendecida por todos los que se persignan al pasar frente a ella, creyendo que es una iglesia.  Es la única construcción neogótica monumental de carácter no religioso en la Ciudad de Buenos Aires. El proyecto fue elaborado por el ingeniero y arquitecto Arturo Prins, con la colaboración de dos arquitectos italianos recién llegados a la Argentina, Francisco Gianotti y Mario Palanti (quien luego construyó el Palacio Barolo). Prins había ganado el concurso con su proyecto Luis XIV pero las autoridades de la Facultad decidieron cambiar el estilo por uno gótico, encomendándole al mismo arquitecto el diseño y dirección de obra. La obra comenzó en 1912 sufriendo variados contratiempos internos y externos obligando que la construcción se detuviera, ejemplos de esto fueron la Primera Guerra Mundial que provocó el alza en los costos de los materiales y la necesidad de trasladar la Facultad de Derecho, que funcionaba en la calle Moreno 350 (hoy Museo Etnógrafo Juan B. Ambrosetti) obligando la habilitación parcial del edificio de la Av. Las Heras en el año 1925.

BA - Recoleta

Para el año 1938 los problemas presupuestarios continuaron, tanto que evaluaron la conveniencia de terminar la construcción además que se corrían rumores de posibles errores de cálculo. Así en el año 1939 se sanciona una ley aprobando una gran inversión para la construcción de un nuevo edificio que es el donde hoy funciona la Facultad de Derecho (Av. Pres. Figueroa Alcorta 2263), de estilo neoclásico. El fallecimiento del arquitecto Prins ocurre el mismo año de la sanción de la ley con lo cual la terminación de su edificio se vio imposibilitada. Mito o realidad: se decía que Prins se había suicidado al darse cuenta de los errores en los cálculos, dando una construcción fallida del edificio.  Lo cierto es que desde el año 1948 hasta hoy, este edificio es ocupado por la Facultad de Ingeniería y es sede del Museo de Ciencia y Técnica. Todavía sigue en pie.

Personalmente fue un placer haber hecho este recorrido al que le sumé una pequeña caminata por las callecitas del barrio y coronándolo con un glorioso menú en el Hard Rock de Buenos Aires Desing para festejar Halloween, me encontré con mi “ídolo la infancia” (si se ve terrible, pero es así). 

BA - Recoleta

4 pensamientos sobre “Paseo de la Recoleta

  1. Pingback: Recoleta, la París de Sudamérica - Mis Lugares

  2. Sandra Elizabeth Irala

    Hola Lorena!!!
    Felicitaciones por tu Blog!!! Es excelente!! Tus comentarios son concretos y directos.
    Soy brasilera, arquitecta y urbanista.
    Viví en Buenos Aires durante 30 años, por lo que la conozco bastante.
    Actualmente vivo en Sao Paulo donde tambien trabajo como arquitecta.
    Estoy organizando un viaje para Buenos Aires, con mis amigos arquitectos brasileros. Seremos aproximadamente unas 30 personas
    Seria para el año que viene. Tal vez para octubre-2018.
    Ya hice una lista de los lugares que nos interezan por su arquitectura, pero no por su atractivo turistico-comercial.
    Me gustaria que nos conectásemos por email, pues podrias ayudarme con tu experiencia y conocimiento en las cuestiones vinculadas con el hospedaje, y traslados distantes (la Plata), y tal vez un lugar para un dia de campo con folklore y comidas tipicas argentinas.
    Estoy viendo los pasajes con algunas agencias de aqui.
    Te intereza la propuesta? Cual seria tu costo? que servicios nos podrias ofrecer?
    Muchas gracias!

    Sandra Irala
    [email protected]
    [email protected]
    whattsapp 005511-99198-5377

    1. Lorena Martinez Autor del artículo

      Hola Sandra!!! Muchas gracias por tus comentarios!!! Hago el blog por amor a mi carrera, el turismo, aunque no estoy dedicada 100% a la actividad.
      Te cuento que hasta no hace mucho tiempo trabajé organizando eventos y viajes de turismo para empresas, y me encantaría poder ayudarlos en la organización de los servicios en Buenos Aires. Te contactaré por privado para que me cuentes un poco más sobre este viaje! Cariños. Lorena

  3. Pingback: Italia - ¿Qué te puedo decir de Milán? - Mis Lugares

Deja un comentario