Panorámica Buenos Aires – Mirador de la Galería Güemes

El Mirador de la Galería Güemes es sin dudas uno de los mayores atractivos de este edificio. Desde el piso 14 y a 87 metros de altura observaremos un sin fin de curiosidades de la Ciudad que no podríamos hacerlo con los pies en la tierra. 

Ubicada en el Barrio de Monserrat, la Galería tiene entradas sobre la Av. Florida 165 y San Martín 170.  Considerada uno de los primeros rascacielos de Buenos Aires con sus 87 metros de altura desde su inauguración en el año 1915 y concebida al estilo de los grandes espacios europeos.

El Mirador: también llamada Torre Mitre del piso 14. Su visita sería más enriquecedora habiendo recorrido los sitios de la Ciudad de Buenos Aires que se encuentran a su alrededor para poder reconocerlos desde lo alto. Es una visita corta, de veinte minutos, que se puede combinar con algún otro recorrido por la zona. Los horarios de la mañana van desde las 9:20hs, cada 20 minutos hasta las 12:00hs y los horarios de la tarde van desde las 15:00hs, cada 20 minutos hasta las 17:20hs. Los días en que se puede visitar el mirador son de lunes a viernes. El valor de la entrada (Julio 2015) es de $30 por persona. La accesibilidad del mirador es por ascensor y luego una escalera caracol de unos 20 escalones. Llevá binoculares, un elemento infaltable para mirar más allá de lo que la vista permite.

Con la entrada entregan un mapa que detalla las cúpulas y edificios principales de la ciudad e incluso el Chalecito cuya historia podrás encontrarla en el post dedicado al Camino al distrito de los Teatros. 

BA - Mirador Galería Güemes

Vista de la Ciudad de Buenos Aires desde el mirador de la Galería Guemes

A photo posted by Mis Lugares Blog (@mislugaresblog) on

 

BA - Mirador Galería Güemes

La Galería: En la galería funcionan en la planta baja locales y en los pisos superiores oficinas; además de “Piazzolla Tango” que ofrecen Shows de Tango y Cenas.

Fue concebida al estilo de los grandes espacios europeos, funcionando como lugar de encuentro y de esparcimiento. En la planta baja había locales y restaurantes; en el subsuelo un teatro y un importante salón de eventos. Desde el primer piso hasta el sexto había oficinas y a partir de allí departamentos amueblados que se alquilaban para uso temporario. En el piso catorce había una confitería con una vista única de 360 grados de la ciudad. Todo esto estaba acompañado de sistemas súper modernos en su construcción, haciendo que el edificio causara una impresión futurista teniendo en cuenta que fue inaugurado el 15 de Diciembre de 1915; para esa época ya era considerado uno de los primeros rascacielos de Buenos Aires con sus 87 metros de altura.

Galería Guemes – Portal y Cúpula

A photo posted by Mis Lugares Blog (@mislugaresblog) on

Los dueños de la casona del terreno sobre la Av. Florida y donde se encuentra la galería, fueron los salteños Emilio San Miguel y David Ovejero.  Al principio el proyecto sería realizado sólo sobre Florida pero luego se sumó el Banco Supervielle que era propietario del terreno que miraba a la calle San Martín y así fue que surgió un “Edificio-Pasaje” que conectaría ambas calles mediante una Galería de 116 metros. El proyecto fue encomendado al arquitecto italiano Francisco Terencio Gianotti (el mismo que construyó la Confitería el Molino, frente al Congreso y hoy abandonada). La Galería es considerada también una de las obras cumbres del art noveau. Sus propietarios debieron afrontar varios problemas quedando en bancarrota por el elevado costo de la construcción que no estaba previsto. Uno de los inconvenientes más notables en esta obra fue que un submarino alemán hundió el barco que traía los mármoles italianos para la fachada sobre Florida y otros elementos para su decoración. El nombre del edificio rinde homenaje al Héroe de la provincia de Salta, el General Martín Miguel de Güemes.

La historia de la niña fantasma de la Galería Güemes: Se trata del alma en pena de una niña que suele aparecer a medianoche en la Galería, hasta incluso en la calle Florida y ante testigos solitarios.  Poco se sabe quién es esta niña, una versión menciona que falleció en el barco que traía los mármoles para la fachada y que fuera hundido por un submarino alemán. Otra versión habla de muerte por pulmonía y que su padre quien ya no soportaba el dolor de su ausencia, se suicidó saltando desde uno de los pisos superiores de la galería y destrozó los vidrios de la cúpula. Una tercera versión sitúa a la niña en el incendio ocurrido en el año 1971 que quemó la fachada original de la galería. Esta última es descartada por muchos ya que el escritor Jorge Luis Borges la mencionaba décadas antes, en alguno de sus escritos.

Tener la posibilidad de simplemente observar es un privilegio. El Mirador de la Galería Güemes permite abstraerse por unos minutos del «caos de la ciudad» y mirar ¿qué hay detrás de la fachada de los edificios? Otro mundo: patios, terrazas, hermosas cúpulas y más cúpulas, ahora me doy cuenta, observo. Veo el río, los veleros, la forma curva de la costanera, el famoso «Chalecito» y bajo del mirador más encantada de Buenos Aires. 

2 pensamientos sobre “Panorámica Buenos Aires – Mirador de la Galería Güemes

    1. Lorena Martinez Autor del artículo

      Gracias por el comentario! Las Galerías son hermosas y desde el mirador se descubren otros secretos de Buenos Aires. Saludos!!

Deja un comentario