Histórico barrio de Monserrat – Plaza de Mayo

A la pregunta ¿cuál es la plaza más importante de la Ciudad de Buenos Aires?, respondemos: la Plaza de Mayo. Fue y será el escenario de nuestra historia, pero también tiene su propia historia. Cambió de nombre, de formato, monumentos que fueron y vinieron, pero siempre será la plaza que nos vio nacer. 

BA - Casa Rosada y Plaza de Mayo

Plaza de Mayo.

  • Dirección: Rodeada por Av. Rivadavia, Balcarce, Bolívar e Hipólito Yrigoyen
  • Patrimonio: Lugar Histórico desde el 9 de junio de 1942

Aquí se realizaban festejos por hechos históricos y sus conmemoraciones años después tales como: la Revolución de Mayo (1810), la Declaración de la Independencia (1816), las victorias del ejército patrio en las batallas de Chacabuco y Maipú (1818), y manifestaciones varias como ocurre en la actualidad.

Se encuentra rodeada por las calles Hipólito Yrigoyen, Balcarce, Avenida Rivadavia y Bolívar. También nacen de allí tres importantes avenidas que son Presidente Julio A. Roca, Presidente Roque Sáenz Peña y Avenida de Mayo.

En sus alrededores se observan los principales monumentos y sitios de interés del casco histórico de Buenos Aires: Casa Rosada, Catedral Metropolitana, Palacio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la casa central del Banco Nación.

Un poco de historia…

El 11 de junio de 1580, con la (segunda) fundación de Buenos Aires, Juan de Garay destina como plaza pública la manzana comprendida entre Avenida Rivadavia, Hipólito Yrigoyen, Bolívar y Defensa, llamándola Plaza Mayor o Plaza Grande.

La otra manzana comprendida entre las calles Balcarce, Hipólito Yrigoyen, Rivadavia y Defensa, fue donde los padres jesuitas, con el permiso del gobernador Hernando Arias de Saavedra, levantaron unos ranchos y una pequeña capilla (origen de la Iglesia de San Ignacio de Loyola). Más tarde hacia 1645, esas tierras les serían donadas.  Para el año 1661 dichas construcciones, a criterio del gobernador de ese momento, obstruían el campo de tiro y la maniobra de armas en caso de tener que defenderse del ataque de posibles enemigos, por lo que decide comprarles las tierras, despejar el terreno demoliendo las construcciones, quedando así conformada la Plaza de Armas.

Para el año 1763, el acaudalado Francisco Alvarez Campana le propuso al entonces gobernador Pedro de Cevallos, construir por cuenta propia una recova, que sirviera para dividir la plaza en dos mitades y se ubicaran allí puestos de comercios. La idea no prosperó y cuarenta años más tarde, la obra fue concedida a Agustín Conde. Al principio se construyeron dos cuerpos separados por un callejón, cada uno formado por 11 arcos hasta que en 1804, se unieron por un gran arco central.

La recova de la Plaza de Mayo. Este cuadro se encuentra en el Cabildo de BsAs.

La recova de la Plaza de Mayo. Este cuadro se encuentra en el Cabildo de BsAs.

Durante las Invasiones Inglesas, la plaza fue escenario de esta lucha entre porteños y británicos. Durante la primera invasión, conocida como el movimiento de la “Reconquista”, el 12 de agosto de 1806, las fuerzas británicas al mando de William Carr Beresford fueron vencidas en la Plaza de Armas por las tropas comandadas de Santiago de Liniers. El 20 de agosto el enemigo depuso las armas y entregó su bandera al pie del arco central de la recova. En 1807, durante la segunda invasión inglesa, movimiento conocido como la “Defensa”, la plaza fue parte del escenario de la defensa de la ciudad contra las tropas británicas al mando de John Whitelocke. Desde ese momento, la Plaza Mayor comienza a llamarse Plaza de la Victoria. 

Bandera británica conservada en el Convento de Santo Domingo, San Telmo

Bandera británica conservada en el Convento de Santo Domingo, San Telmo

El 25 de mayo de 1811 en conmemoración del primer aniversario de la Revolución de Mayo, se resolvió instalar en el centro de la Plaza de la Victoria (frente al Cabildo), una construcción hecha de ladrillos, hueca y parecida a un obelisco, se la conoció como Pirámide de Mayo; construida por Francisco Cañete, fue entonces, el primer monumento patrio que tuvo la Ciudad de Buenos Aires.

BA - Plaza de Mayo

No se han encontrado registros que permitan dar a conocer por qué se eligió la forma de obelisco para el monumento, y a pesar de ser esa su forma, siempre se la conoció como pirámide. Durante los días de fiestas patrias, se la adornaba con cintas, banderas, y faroles de papel. Con el paso de los años su mantenimiento fue casi inexistente, hasta que en 1856 con la instalación de la Municipalidad de Buenos Aires y una comisión encabezada por Domingo F. Sarmiento, encargaron su completa reconstrucción al arquitecto Pridiliano Pueyrredón, quedando como actualmente se la conoce y dejando parte de la primitiva en su interior. También se le coloca una Estatua de la Libertad en su ápice, cuya cabellera se cubrió con un gorro frigio (alegoría a La Argentina). En 1873 las estatuas ubicadas en los vértices de la base de la pirámide, al encontrarse en muy mal estado, fueron reemplazadas por otras esculturas de mármol de carrara que se hallaban en el primer piso del Banco Provincia de la calle San Martín. Estas eran la Navegación, la Industria, la Astronomía, la Geografía. Permanecieron allí hasta 1912, luego pasaron a depósito municipal, y en 1972 fueron ubicadas en la Plazoleta de San Francisco, en la intersección de las calles Defensa y Alsina (frente a la Basílica de San Francisco – Capilla San Roque y detrás del Edificio de la Afip)

En 1870, se encarga la construcción del Monumento ecuestre del General Manuel Belgrano, éste fue inaugurado en 1873 por Domingo F. Sarmiento.

También en 1870 se colocaron en la Plaza de la Victoria dos fuentes que actualmente se ubican en las Av. 9 de Julio y Córdoba. Las fuentes fueron criticadas porque en ese momento la ciudad carecía de agua corriente, por lo que permanecían secas sirviendo sólo de adorno.

En 1884, por orden del Intendente Torcuato de Alvear, demolieron la Recova, como parte de varias modificaciones que se realizaron a la plaza. Así, las dos plazas quedaron unidas bajo la denominación de “Plaza de Mayo”. 

El 9 de Julio de 1894 se inauguraron la Av. De Mayo y la remodelación realizada por el paisajista Carlos Thays a la plaza. La nueva Av. De Mayo une desde entonces a la Plaza de Mayo con la Plaza del Congreso, siendo sus alrededores lo que se denomina “eje cívico o histórico de la ciudad”.  De esta manera la Casa Rosada, sede del poder ejecutivo y el Congreso Nacional, sede del poder legislativo, quedan en los extremos de esta arteria y ambos son visibles desde la Plaza de Mayo.

Recién en 1912, se trasladó la Pirámide de Mayo al centro de la Plaza, retirando las estatuas de mármol (anteriormente mencionadas).

El 10 de marzo de 2005 la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró Sitio Histórico el área que rodea a la Pirámide de Mayo. En ese espacio marchaban cada jueves las Madres de Plaza de Mayo para pedir justicia por sus hijos desaparecidos, y allí en homenaje, pintaron de color blanco sus pañuelos característicos.

El 8 de diciembre del mismo año a pedido de sus hijos, las cenizas de Azucena Villaflor fueron depositadas junto a la Pirámide de Mayo, en el mismo lugar donde ella comenzó a organizar la lucha de las Madres. Desde 1997, su nombre figura en una de las cincos avenidas que ingresan a Puerto Madero.

En diciembre de 2012 la Universidad de Buenos Aires premió un corto de 15 minutos denominado “Plaza de Mayo, 200 años”, siendo una visualización de la evolución histórica de la plaza. Buscá el video en YouTube.

Si te interesó conocer la historia de la Plaza de Mayo, te invito a que leas el post dedicado al Cabildo de Buenos Aires y sus alrededores

Este sitio se encuentra incluido en el paseo El ombligo de Buenos Aires, ahora y siempre. 

Un pensamiento sobre “Histórico barrio de Monserrat – Plaza de Mayo

  1. Pingback: Histórico barrio de Monserrat - Manzana de las Luces - Mis Lugares

Deja un comentario